jueves, enero 31, 2013

Yo soy tu padre


Para los que no me sigáis en twitter, o los que me seguís pero ignoráis lo que digo, tengo noticias. El viernes pasado fui padre por primera vez. A mis 31 años (por poco, ya que la próxima semana cumplo 32) he dado el paso de la paternidad.
  
Lo bueno del embarazo es que hay bastantes meses para hacerse a la idea de la paternidad. Pero creo que es imposible llegar a vislumbrar lo que es ver a tu hijo por primera vez. La sensación es indescriptible. Puedo afirmar que soy una persona racional, se puede ver en mi blog, y quizá por eso no me podía imaginar que iba a sentir esa emoción. Por ejemplo, yo nunca había visto parecido de bebés con sus progenitores. Pero cuando conocí a mi hijo le vi un parecido a su madre increíble. Nunca he sido fanático de los recién nacidos, me parecen algo arrugados y poco interactivos, pero con mi hijo me ocurre justo lo contrario. No entendía a la gente que veía la paternidad como algo increíble desde el primer minuto, yo más bien lo veía como una experiencia única a medio-largo plazo: educarle, verle crecer, formarle en tus valores... pero no podía imaginarme lo que experimenté en esos primeros momentos y lo que experimento en el día a día.

A lo largo de la semana de vida de mi hijo le hemos tenido que dedicar mucha atención, casi el 100% (pero no todo, por ejemplo estoy escribiendo esto; hoy hemos visto un capitulo de How I Met Your Mother; ayer me compré el Nexus 4...). Y antes pensaba que esto sería uno de los inconvenientes de la paternidad. Somos personas muy activas, viajamos mucho, vemos mucho cine, leemos mucho, salimos bastante a cenar fuera. Y lo increíble es que no estoy echando esas cosas de menos. Por supuesto que quiero volver a hacerlas y en cuanto pase un tiempo intentaré compatibilizar la paternidad con todas estas actividades, pero de momento la atención que hay que tener en nuestro hijo es muy alta y no me importa.

Creo que esta es la entrada más sensiblera del blog. Y para quitarle un poco de hierro he decidido encabezarla y terminarla con una de las relaciones parentofiliales más famosas de la historia del cine.

  • Darth Vader: "Obi-Wan never told you what happened to your father."
  • Luke Skywalker: "He told me enough! He told me you killed him!"
  • Darth Vader: "No. I am your father"
  • Luke Skywalker: "No! It's not true! That's Impossible!!"
  • Darth Vader: "Search on your feelings, you know that is true"
  • Luke Skywalker: "Noooooooo!!...

4 comentarios:

Daniel Generoso dijo...

¡Vaya sorpresa Alejandro! Mi más sincera enhorabuena. Mira que leo todo (o casi todo) lo que escribes, pero no estaba al corriente de vuestro estado. Yo me estrené como padre a las 30 y te aseguro que es un buen momento (limitándonos al estado físico) para tener hijos. Aún puedes hacer muchas cosas con ellos que no sean puzzles o Lego sin que se te doblen las rodillas y el espinazo.

Pongo a tu disposición toda mi reciente experiencia (tengo tres con 40) por si tienes alguna pregunta que no necesite pasar por el granma-filter :)

Un abrazo y felicidades a los tres, especialmente a la madre.

Remo dijo...

La paternidad y que vas a ser padre no te lo crees hasta que coges a tu hijo por primera vez en brazos ¿como se describe ese momento?

Supongo que te habrás planteado infinidad de dudas durante el embarazo, que vienen sin libro de instruciones o incluso si vas a saber ser padre. Totas esas incógnitas se despejan de un plazo en el primer momento.

No hay palabras para describir ese momento, la verdad

Alejandro Nieto González dijo...

Muchas gracias! La verdad es que hasta el nacimiento no puse nada en Twitter ni en el blog, sólo en Facebook (y creo que no te tengo).

Alejandro Nieto González dijo...

Muchas gracias! Pero tu eres padre??