miércoles, agosto 28, 2013

La política comercial de Renfe sigue siendo mala

Por motivos laborales me ha tocado viajar a Huelva desde Madrid. Después de ver las malas combinaciones que hay, me decanto por el tren. Es un viaje de ida y vuelta en el día, lo que implica muchas horas en el tren para unas pocas horas en Huelva. Y me empiezo a dar cuenta de la mala política comercial de Renfe. Acostumbro a viajar en tren, pero normalmente en AVE y estas cosas no se perciben tan bien como en este viaje que es algo más complejo.

Primero, hay pocos trenes entre Madrid y Huelva. Aquí no me voy a cebar porque no conozco la demanda.

Veo que hay dos formas de ir, una, trenes directos, que tardan tres horas y media. Y otra, con trasbordo en Sevilla, que tarda entre cuatro y cinco horas (dependiendo de la espera y paradas). Esto es una novedad relativamente reciente, ya que Renfe no vendía billetes con trasbordo, te los tenías que montar tú mismo con el riesgo que eso supone. Mini punto para Renfe (el único).

Primera cosa rara: el billete con trasbordo, que tarda más, cuesta más dinero. Claro, son dos trenes y Renfe te cobra por ambos. Pero tendrían que saber que esto no es así. Me están vendiendo un trayecto, Madrid-Huelva, y por tanto cuanto menos tiempo tarde, más estaré dispuesto a pagar. Si los trenes fueran casi llenos lo puedo entender (sale más rentable vender dos trayectos separados a personas separadas) pero habiendo asientos vacíos no tiene mucho sentido. Desgraciadamente y debido a los malos horarios, tengo que coger para la ida un tren con trasbordo en Sevilla y, eso sí, a la vuelta tengo un directo (con paradas pero sin cambiar de tren)

Segundo, en el tren de ida no me dejan comprar preferente. Entiendo que el trayecto Sevilla-Huelva no tenga preferente, es un tren de media distancia. Ok, perfecto, no existe. Pero el Madrid-Sevilla es un AVE, y tiene preferente y club. Parece ser que si Renfe te vende un trayecto con trasbordo sólo te deja comprar una clase concreta si todos los saltos la tienen. Me obligan a comprar turista, no quieren mi dinero. Absurdo.

Tercera, una vez con los billetes en la mano intento averiguar qué trenes voy a tener, sobre todo el de media distancia entre Sevilla y Huelva y el directo entre Huelva y Madrid. No lo pone en ningún sitio. En la web de Renfe hay una bonita página en que te dejan ver todos los trenes que tienen e incluso ver tu asiento. Pero tienes que saber, por magia, creo, cuál es tu modelo de tren porque no lo dicen en ningún sitio. De hecho el tren entre Huelva y Madrid es un "especial", lo cual no ayuda a averiguarlo. Al circular por ancho ibérico y europeo logré inferir que era un Alvia, pero era un Avant. Parece ser que lo de "especial" es porque es para verano, debido a mayor demanda, pero le quita peso a la marca de los servicios que presta Renfe (debí haber imaginado que era un Avant porque no contaba con servicio de cafetería y esto es porque los Avant normalmente se usan para servicios cortos; en cambio lo usan para tres horas y media de viaje aquí, quizá otro error, la cafetería haría buen negocio, pero no sé cuánto material rodante tienen disponible para jugar con estas cosas así que me tengo que callar).

Cuarta cagada, y esta es gorda. Termino lo que tenía que hacer antes de lo previsto. La vuelta sale a las 17:50 y llega a Madrid a las 21:30. Miro en la web y veo que hay un tren que sale a las 14:55 y llega a las 19:30, pero no directo sino haciendo escala en Sevilla (vamos, el trayecto inverso a la ida, media distancia hasta Sevilla y luego AVE). Voy a la taquilla para cambiarlo. Me dicen que necesitan la tarjeta de crédito con la que se compró el billete porque es más caro. Les digo (y les demuestro con una factura) que se compró en una agencia de viajes, y que tengo otra tarjeta de crédito para pagar la diferencia (nota: tenía una tarifa completa que permite cambios sin recargo, a no ser que elija un tren de distinto precio y por tanto la diferencia se devuelve o se paga). No hay forma, tiene que ser la misma tarjeta de crédito. No puedo cambiar el billete. Vuelven a rechazar mi dinero. Y van dos veces.

En definitiva, un desastre. Están mejorando en cosas (billete electrónico, billete en móvil, tarifas más flexibles, viajes con trasbordos) pero todavía les queda mucho por mejorar. Mucho.

4 comentarios:

Andreu Orte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andreu Orte dijo...

Ayer compré un Barcelona-Girona para el domingo, ida y vuelta. Siempre hago el trayecto el coche, pero vista el previsible atasco del próximo domingo (vuelta de vacaciones), elijo el tren.
Elijo ir en Avant, pero quiero aprovechar una excelente oferta de AVE en PReferente y volver a Barcelona en AVE, ya que me deja casi al mismo precio del Avant. Qué ocurre? AVE no me deja comprar la ida con Avant y vuelta con AVE, a pesar que lo ofrece en la misma pantalla. o Avant-Avant o AVE-AVE, la ida y vuelta sólo cuenta si funciona así. No me preocupa, ya que por ahora el Avant y el AVE y es en realidad el mismo tren en ese trayecto, pero qué pasaría en trayectos donde el horario no coincide y, por tanto, ¿es previsible que alguien pueda interesarle ir en una modalidad y volver en otra? Una vez más, te obligan a hacer dos compras por separado, un desastre más.

AVE Madrid Sevilla dijo...

Yo no creo que sea tanto un problema de si hacer o no hacer líneas de AVE como de únicamente construir aquellas paradas que tengan un volumen crítico mínimo como capitales de provincia con al menos 100.000 habitantes.

Ave Barcelona Madrid dijo...

Lo que creo que funcionaría es una nueva rebaja de tarifas cómo la que se hizo a principios de año.