viernes, abril 13, 2007

Venezuela, aquí estoy

La mayor razón por la que últimamente he escrito poco en mi blog es porque desde el mes de marzo he tenido que viajar por motivos de trabajo a Southampton (Reino Unido) y a Munich (Alemania). Además, en Semana Santa he estado en Benalmádena (Málaga) y ahora estoy, de nuevo por motivos de trabajo, en Caracas (Venezuela).

Ya estoy apunto de irme, he estado una semana entera y me gustaría hacer una reflexión de este país. Lo primero que destaca al llegar es que es un país pobre. Al salir del aeropuerto, en la autopista, cuando llegas a un atasco hay gente caminado por ella vendiendo bebidas y comida. Parece ser que antes también vendían alcohol, pero se han puesto serios con lo de los accidentes de circulación y la policía lo impide.

Me he recorrido parte del país en coche, debido a que no iba a trabajar en Caracas, sino en Valle de la Pascua, la capital de un Estado adyacente al de Caracas con una población de 120.000 habitantes. Por la carretera se puede ver una cosa muy curiosa que no se ve por España, y es gente andando por la carretera. No es una cosa muy normal, ¿no? Pero es que las casas (o infraviviendas) se amontonan a los lados de las carreteras, aunque no haya pueblos propiamente dichos.

Cuando la carretera llega a una población suelen poner badenes para limitar la velocidad. Debe ser algo nuevo porque se quejan mucho los conductores. Los llaman "policías tumbados". Y al lado de estos badenes se coloca la gente vendiendo comida y cafés. Las calles de los pueblos están asfaltadas a medias, y las aceras casi nunca. Es decir, vas por la calle asfaltada, luego viene tierra y barro y luego la casa. Un signo inequívoco de pobreza. Y esto en Valle de la Pascua, que se supone que es una capital, también es así. No hay casas altas, no he visto más de tres alturas (en Caracas sí).

Las carreteras no están mal, hay tramos y tramos, pero en general están bien asfaltadas y en bastantes tramos las líneas están pintadas. Eso sí, apenas hay autopistas, sólo en la salida de Caracas, lo que hace los viajes muy pesados.

Luego está el tema político. De la gente que me he encontrado muchos son Chavistas. Incluso gente culta, con estudios. Son claramente mayoría. Piensan que los políticos clásicos les han robado, han sido corruptos, han deteriorado el sistema de salud, el sistema de educación, han privatizado las compañías públicas y encima sin recaudar impuestos. Y ese es el mayor problema que tenía el país, a mi entender (junto con la corrupción). La evasión fiscal. Si el Estado hubiera tenido fondos podría haber hecho muchas cosas, pero no los tenía. Y entonces llega Chávez y dice: "Si no tenemos dinero porque las empresas no pagan impuestos, porque la gente evade también sus impuestos, porque no se paga el IVA, pues nacionalicemos todas las empresas y así el Estado controla todo". Eso caló y la gente le votó.

Además se ve que está haciendo cosas, siempre coqueteando con el Comunismo. Se han tomado en serio lo de los accidentes de tráfico, de una forma más rudimentaria que en España: en las operaciones salida y retorno, en lugar de radares ponen coches "nodriza". Coches de la policía circulando en carreteras y autopistas a la velocidad permitida con un cartel detrás que dice "no me adelante, es por su seguridad". Han empezado a construir ferrocarril, en este país apenas hay líneas férreas (por ejemplo en Caracas no había). La empresa de petróleo nacional tenía edificios en Caracas que han sido rehabilitados como universidades (el argumento es que en Caracas no hay petróleo y ha mandado a todos los empleados a las zonas donde sí que hay; dijo que esos edificios eran centros de burocracia inútil). Y hacen campañas más o menos serias para evitar la evasión fiscal, instan a la gente a que pida facturas, tienen un sistema de declaración de la renta por Internet, etc.

Pero claro, juguetea peligrosamente con el Comunismo, lo cual incomoda a mucha gente. Tiene apoyo popular, pero los que no le apoyan le odian. Las campañas institucionales son vergonzosas, nada que ver con las que hace Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. Aquí se gastan fondos públicos en explicar lo que se hace, pero en dichas campañas públicas aparecen fotos de Chávez y dicen cosas como "con Chávez el gobierno es el pueblo". Una vergüenza, vamos. Y presentan estadísticas muy manipuladas. El otro día vi en la televisión pública un spot en el que decían que la economía estaba mejorando, que la inflación se había convertido en deflación y que por tanto los alimentos costaban menos. La deflación es muy mala para la economía, lo vendas como lo vendas, pero es que además no me creí que tuvieran deflación, cuando el chófer que me llevo a Valle de la Pascua me contó que su coche que se compró hace cuatro meses ya valía más dinero. Miré las estadísticas del banco de Venezuela y resulta que la deflación que anunciaban era mensual. Los precios suben un mes un 2%, lo cual es una barbaridad, y al mes siguiente bajan un 0,7%. Una economía muy inestable. La inflación interanual, que no anuncian, está en torno al 15%.

En fin, que es un país que tiene muchos recursos naturales (petroleo, oro, hierro, cantidad de agua, producción eléctrica, playas...) pero muy desaprovechados (como siempre, los países que más tienen se vuelven más corruptos). Aún así parece que se están haciendo inversiones muy interesantes desde el Estado y se están aprobando leyes muy necesarias (una ley para que las empresas contraten a discapacitados, por ejemplo). Si lograran reducir la corrupción, rebajar la tensión política (hay libertad de prensa, de hecho hay medios que machacan continuamente al Gobierno, luego sólo hay tensión, esto no es una dictadura), y reducir la evasión fiscal es un país que puede tirar para adelante. Es más o menos lo que logró España en la transición: los pactos de la Moncloa que rebajaron tensión política (al menos en el ámbito económico) y mejorar la recaudación fiscal; la mejora económica llegará por su propio peso si la corrupción no lo destroza todo. Pero como escoja la senda del comunismo (abolir elecciones, reducir la libertad de prensa y coartar la propiedad privada) estarán muy mal.




Tags Technorati:

2 comentarios:

Inés dijo...

Muy interesante el post, y sobretodo muy optimista... al menos aquí parece que el problema en Venezuela ha sido la política (un país que hoy es lo que ha quedado después de exprimirlo), así que hay posibilidades de mejora, sobretodo si la gente tiene ganas. En Brasil, por ejemplo (por poner el único caso que conozco), el problema es el país en su conjunto, así que no parece tener solución por ningún sitio.
Por aquí he oído comentarios de que es posible que Chávez la cague, porque no necesitaba montar ese número antiamericano que ha montado... eso no le interesa a nadie. El tiempo te dirá si tienes razón :)

Lanarch dijo...

Gracias por el post. Nunca consigo encontrar nada más o menos objetivo y con sustancia sobre Venezuela, solo cosas en plan "Chávez es un populistaaaa" y sus tonterías en la tele.