miércoles, octubre 25, 2006

Miguel Sebastián, candidato a la alcaldía de Madrid

Y muchos diréis, ¿quién coño es ese tío? Pues es el asesor económico de Zapatero. Es algo un poco complicado. Digamos que cuando era candidato a la presidencia del gobierno su asesor en temas de economía era él. Se suponía que iba a ser Ministro de Economía. De hecho fue quien redactó la parte económica del programa electoral del PSOE en 2004. Antes de saltar a la política era el director del centro de estudios del BBVA, cuyos informes eran bastante críticos con la política económica del PP. Total, que cuando el PSOE ganó las elecciones en 2004 fue una sorpresa que ZP eligiera a Solbes como Ministro, aunque sus razones tenía: Solbes tiene una buena fama tanto interna como externa que calmó las posibles retiradas de capital ante la posibilidad de un gobierno con políticas económicas socialistas (luego no ha sido así, el PSOE está aplicando una política bastante parecida a la del PP aunque con más gasto público). Así que siguió siendo el asesor económico de ZP, aunque las decisiones de la economía las tomaba Solbes. Total, un puestecillo sin mucha importancia. Tuvo algún que otro choque con Solbes.

Así que ahora otra sorpresa, Miguel Sebastián será el candidato a la alcaldía de Madrid. Un candidato que casi nadie conoce, que no estaba cómodo en su puesto, ya que no tenía poder, y posiblemente se pase cuatro años en la oposición. Aunque quizá sea el mejor alcalde, ya que habrá que gestionar bien la deuda que deja Gallardón (alguna vez leí que 2000 euros por habitante), no creo que sea el mejor candidato.

Lo bueno es que De la Vega no abandona el Gobierno. A lo mejor los mensajitos han hecho su efecto.

Más info:
El País
El Mundo


Tags Technorati: , , , ,

1 comentario:

Hombre de Uel dijo...

No sabes como me alegra la noticia. Mandar a alguien a la alcaldia de madrid es como mandarlo al matadero politico, asi que alegremonos de que de la vega siga siendo visible

Ahora a ver que pasa, pero creo que lo va a tener muy muy dificil para sacar algo en claro, sobretodo porque es muy poco conocido