jueves, septiembre 01, 2005

Septiembre

Ya hemos entrado en septiembre, que significa el séptimo mes... pero... ¡si es el noveno mes!... un momento: septiembre siete, noviembre nueve, diciembre diez. ¿Qué pasa aquí? Un amigo me dijo que en honor a Julio César se introdujo julio y en honor a Augusto se introdujo agosto, y que por eso hay dos meses de desfase, pero no es cierto.

La realidad es que los años en Roma comenzaban en marzo, seguidos de abril, mayo, junio, quintilo, sextilo y ya septiembre, etc. Luego Julio César renombró el quinto mes con su nombre y Augusto, para no ser menos, el sexto mes y además le añadió un día para que tuviera 31, al igual que el mes de su predecesor. De todas formas el calendario romano era un poco raro, los años tenían 304 días y el resto de días hasta completar el año no tenían mes, eran días de invierno. Después de una reforma se introdujeron enero y febrero a final de año. Aún así los años tenían 355 días y de vez en cuando se añadía un mes intercalado, entre febrero y marzo de 22 a 23 días.

Luego vinieron sucesivas reformas del calendario, el juliano y el gregoriano, que es el que usamos en occidente, con algunas correcciones.

Más info:
Wikipedia: Roman calendar.


Tags Technorati: , , ,

1 comentario:

e-ness dijo...

Pues sí, ya tenía ganas de que alguien me explicara esto convenientemente, aunque también viene muy bien explicado en el libro "Julio César, el hombre que pudo reinar" (muy recomendable, por cierto). De ahí que todas las chorradas sobre el fin del mundo en el año 2000 fueran absurdas, teniendo en cuenta que durante los cambios de calendario y algunas reformas que hubo (durante la edad media se perdió un poco la cuenta de los años), resulta que han pasado más de 2005 años desde el nacimiento de cristo, y andamos por el 2008 o por ahí. Y ésto, que conste, no es una leyenda urbana.