jueves, diciembre 29, 2005

Homenaje a Jesús Gil

Me parece vergonzoso que se haga un homenaje a un mafioso que tiene crímenes a sus espaldas. Este personaje, famoso por haber sido el presidente del Atlético de Madrid, aunque realmente se hizo con el club robándoselo a sus socios, estuvo dos años en prisión (1969-1971) debido a que un restaurante construido por él en Los Ángeles de San Rafael se hundió (ahorro en los materiales). Murieron 58 personas. Fue indultado por Franco previo pago de 400 millones de pesetas (en dicha época eso era mucho dinero). Además de eso se convirtió en alcalde de Marbella, con lo que hizo desvíos de fondos públicos a sus intereses particulares. Compró voluntades. Y se hizo con el control del Atlético de Madrid a costa de pagar a la entidad con fondos fictícios (jugadores de fútbol que no eran tales).

Y ahora le hacen un homenaje. Y por todo lo alto, con retransmisión del partido por televisión, con el apoyo de muchos jugadores, etc. En fin, me da asco. Asco me daba también oir ayer en la radio decir a Florentino Pérez decir que era buena persona.Yo no voy a ver dicho partido, por mucho derby que sea.


Tags Technorati: , ,

2 comentarios:

Ana dijo...

Como algunos ya sabeis, el marido de una tia segunda mia, era guardaespaldas de Gil. Y si, es lo mas mafioso que podia haber. Tenia a todos los empleados sin contrato, sin seguridad social, expuestos a verse metidos en 'asunts turbios',....ahora que tambien reconozco que el individuo este que digo yo estaba mas pirado que otra cosa ( ex-legionario),... El tio les llamaba y tenian que estar de inmediato en Marbella o donde fuera, o mejor, les tenia esperandole en un sitio ( Madrid o fuera de Madrid) y luego lo mismo les llamaba para decirles que no hacia falta ya. Y todo amenazandoles con echarles. Ah!! Y por cierto: era un guarro de cuidado, higiene 0, una vez le dio unos pantalones por si los queria y tuvo que tirarlos a la basura porque estaban por dentro con una mierda que no se quitaba ni con lejia. Un asqueroso integral.

Ana dijo...

Cuando digo: el marido de una tia segunda, no me refiero a 'el amigo de un amigo...', vive cerca de mi casa, y por suerte se ha separado de semejante especimen.