martes, marzo 21, 2006

El becario de Amena

Esto de los blogs, aparte de un entretenimiento, es una cosa útil. Te enteras de cosas, como lo del 11888 gratuito, la nueva ley de propiedad intelectual y demás cosas que están ocultas para casi todo el mundo. Pues bien, necesito usar este blog para localizar a un becario de Amena (o eso creo). La historia es la siguiente.

Hay un servicio semi-desconocido de Amena, gratuito, por el que te envían un chiste diario. Es muy extraño, ya que es, como digo, gratuito. Pero los chistes son muy malos. Malos, malos, malos. Malísimos. Me gustaría encontrar al becario que los escribe (digo yo que será un becario, si no que mierda de trabajo, escribir chistes malos). Me gustaría saber de dónde los saca. Qué gana Amena con esto. Si es cierto mi impresión de que si te intentas dar de baja te van a decir "bueeeno, esto llevará su tiempo, pero si está muy desesperado por lo malos que son los chistes por 50 € le damos de baja". Si realmente fue una idea de Marketing y ahora mismo no hay nadie dentro de la empresa que sepa que hay un tío escribiendo chistes. Si los chistes se metieron en una base de datos hace dos años y nadie sabe que todos los días se envían a unos pocos suscriptores. Si es un plan para hundir a Amena.

¡¡Necesito saber!!

PD: Copia y pega el artículo y mándalo a todos tus contactos de correo. Si esto lo estás viendo en un correo y eres el responsable de los chistes de amena, por favor, entra en http://vacasueca.blogspot.com/2006/03/el-becario-de-amena.html y deja un comentario con las respuestas.


Tags Technorati:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas, resulta que soy el que pone los chistes de amena, y en absoluto son malos. También resulta que no soy becario, sino que me faltan un par de años para jubilarme (de ahí que a veces los chistes sean algo viejos). Y sí darse de baja del servicio cuesta (si llevas más de 15 meses) 60 uros... aunque no creo que nadie quiera darse de baja con lo buenísisisimos que son los chistes que 'invento'.

Alex dijo...

XD

cactux dijo...

Qué fuerte... al final le has encontrado... ya me suponía yo que unos chistes tan terribles tenían que provenir de un cerebro reblandecido a base de horas y horas de trabajo... sabía que no era un becario...