viernes, marzo 17, 2006

La popularidad de Gallardón

El ayuntamiento de Madrid está en horas bajas. El alcalde, Gallardón, se ha metido en demasiados berenjenales. Las obras de la M-30, que son tan espectaculares que hasta salieron en la prensa internacional, tienen el sur manga por hombro. Y a esto se le suma que han colocado parquímetros en barrios residenciales fuera del centro de la ciudad. Hay una especie de motín en estos barrios, cosa nunca vista. Las malas lenguas dicen que si hubiera elecciones hoy Gallardón perdería la alcaldía. Pero queda un año para las elecciones. ¿Le dará tiempo a terminar las obras y recuperar su popularidad? Queda poco tiempo...


Tags Technorati: , ,

6 comentarios:

e-ness dijo...

Pues no sé, seguramente los intereses que haya detrás serán forrarse él y sus colegas, pero la verdad es que parecen buenas ideas: hacer más parques, mejorar la M30 y el río, y reducir el tráfico en el centro poniendo parquímetros.
Además, me encanta que se lleve a matar con la bruja de la Espe :D

cactux dijo...

¿Super Espe? ¿La única capaz de salir de un accidente en helicóptero sin despeinarse y haciendo un comentario sobre el tiempo que hará el fin de semana? En Parla aprendimos que lo que Espe te da, Espe te lo quita (ver Hospital -que no mediohospital- de Parla y Metro Sur...)

Alex dijo...

¿Metro Sur? Esa obra la hizo Gallardón cuando era presidente de la Comunidad de Madrid, antes de ser alcalde.

Sobre la M30 creo que la obra era necesaria (corta completamente la ciudad, se ha quedado dentro de ella) pero no debería haberlo hecho el ayuntamiento sino la Comunidad de Madrid (es una obra que afecta a toda la comunidad, no sólo a la ciudad, y debe ser financiada por todo el mundo, no sólo por la gente que vive dentro del municipio.

Sobre los parquímetros los veo necesarios, pero para que tenga sentido hay que gastarse ese dinero en aumentar el transporte público en autobús (suponiendo que esa medida reduzca el tráfico) y no ponerlos en zonas puramente residenciales fuera del centro, como Carabanchel Hortaleza y Fuencarral.

Hombre de Uel dijo...

Gallardón no pierde las elecciones ni por asomo. No solo tiene a su favor su gran capacidad politica y ser admirado por parte de la izquierda, sino que ademas, sus rivales nunca dan la talla

Tenemos Gallardon para rato (no le van a dejar presentarse a presidente del gobierno)

cactux dijo...

Bueno, pero lo del hospital sí que fue con super Espe y pasó lo mismo que con el metrosur (esta vez con Gallardón), que al final algo toca, pero no lo prometido. Y curiosamente en ambos casos los perjudicados somos los mismos :(

ananuska dijo...

Estoy con el Hombre de Uel, por degracia tenemos Gallardón para rato más que nada por la imagen que dan sus rivales.

Creo que el problema de Gallardón no es que haga una obra sino que ha empezado tropecientas a la vez. Como madrileña estoy acostumbrada a ver obras y puedo entender que son útiles y necesarias y aguantar las molestias. Ahora bien, si cada dos pasos encuentro una obra que me impide avanzar es cuando me mosqueo.
La obra de la M-30 creo que era necesaria. No sé nada de urbanismo, pero, como dice el dicho "quien mucho abarca poco aprieta", creo que es preferible atacar las obras en cachitos pequeños que todas juntas.


Lo de los parquímetro me parece un tema serio. En mi barrio se impuso la zona verde, se vendió los bonos anuales a residenciales y empezarosn las obras. Tardaron un año en adoquinar mi calle y llevan el mismo plan con la paralela. Esto hace que desaparezcan las plazas por han "pagado" los vecinos y salvo nuevas noticias no se les ha resembolsado el importe.
Creo que es un medio de recaudar, ni más ni menos. Si tienes pasta puedes ir en coche, si no, al metro que no se refuerza porque no hay pasta o ganas