jueves, abril 20, 2006

Viaje a Japón (II) - Curiosidades

He aquí el segundo artículo de mi viaje a Japón. Aquí voy a hablar de las curiosidades, las cosas sorprendentes, o que al menos a mi me han impactado, del país nipón.

  • Papeleras: No hay. Cuando te compras algo de comer en una tienda o en una máquina de refrescos hay una papelera al lado, y más te vale que lo consumas ahí mismo y tires los restos a la basura ahí mismo o tendrás que ir todo el día cargando con ello. Pero lo más curioso es que las ciudades están limpias, muy limpias. No hay ni colillas por el suelo (esto lo comento más adelante). Eso sí, de vez en cuando se ve una grupo de personas limpiando todo lo limpiable, hasta las barras de agarrarse de los trenes de metro. Y cuando friegan el suelo, se agachan, las fregonas no están de moda.
  • Transporte público: Es super-eficiente. No es que haya tanto agobio en los vagones, de hecho puede que en Madrid haya más gente, aunque no fuimos en hora punta más que un día. Pero si ellos tuvieran la organización como en Madrid no cabría la gente. Primero, los trenes van al minuto. Hay trenes locales que paran en todas las estaciones, otros semi-express que paran en unas cuantas importantes, también hay los express, rapid-express y limited-express. Como van al minuto se adelantan en las estaciones que les corresponden. Si se retrasara sólo uno retrasaría a todos, ya que se encontraría con uno local que le frenaría o impediría que le adelantara otro... el caos sería total. Tienen 90 segundos de margen frente al horario oficial. Debe ser uno de los trabajos más estresantes del mundo. Pero logra que todo funcione bien. Además en las paradas de tren está pintado en el suelo dónde están las puertas de cada tren cuando esté parado. Y cada tipo de tren para en un sitio distinto, permitiendo hacer colas distintas a la gente que toma un tren local o uno express, por ejemplo. Otra cosa curiosa es que las tarifas para viajar no van por zonas. Cuando entras en una estación tienes un mapa con los precios a todas las estaciones de la red desde dónde te encuentras. Es como si hubiera un sistema zonal centrado en cada una de las estaciones de la red. Compras el ticket, lo introduces en la máquina, y al salir lo vuelves a introducir y la máquina se lo queda (ya que no hay papeleras para tirarlos ;D). Si te has equivocado y has pagado de menos las puertas no se abren, pero hay unas máquinas para "ajustar el precio" antes de salir. Una cosa curiosa que me pasó fue que me equivoqué de ticket y al entrar en una estación metí un ticket que no era de esa máquina (de hecho era la tarjeta para abrir la habitación del hotel). La máquina se atascó y empezó a pitar. En Madrid lo normal sería que el torno no funcionara en 15 días. Pero allí apareció rápidamente un tipo que abrió la máquina, sacó el ticket a tirones (era más grueso que los tickets de metro), me lo dio y encima me dio las gracias (!). Muy eficiente. Y para terminar de hablar de eficiencia, en las escaleras está marcado por dónde hay que ir si subes o bajas. Todo para evitar "atascos" innecesarios. Otra cosa curiosa que vimos son los vagones sólo para mujeres. Como en Japón hay bastante pervertido suelto se están creando muchos servicios sólo para mujeres, para evitar que sean acosadas y que les metan mano. Así que en algunas líneas de metro hay vagones sólo para mujeres. Nosotros estuvimos en uno (no somos unos pervertidos, en esa línea sólo eran vagones de mujeres hasta las 9.30 y era más tarde, aunque hay líneas en que los vagones funcionan así todo el día). Una fotito lo prueba.


  • Puri Kura: Esto sí que es chungo. Son unas máquinas para hacerte fotos con los amigos y luego hacer retoques como poner estrellas, halos, brillos e imprimirlas. Las había visto en Madrid, pero no tan grandes. Nosotros usamos una que era una cabina y cupimos seis personas. No, no voy a poner las fotos en el blog ;D pero sí algún ejemplo de lo que es.
  • Baños: Los baños son bastante parecidos a los que hay en Europa hasta que llegas al water. Hay dos tipos, el oriental, que es un agujero en el suelo, y el occidental, que algunas veces tienen particularidades interesantes. Una de ellas es que a veces el llenado de la cisterna se hace con un grifo encima del water, con que el llenado de la cisterna puede aprovecharse para lavarse las manos. Pero más curioso aún es el water-bidet combinado, en el que pulsando un botoncito sale un chorro de agua caliente que te limpia lo que hay que limpiar. Lo probé. Te acabas acostumbrando, aunque creo que para las mujeres es un gran invento. Tengo una sorpresa respecto a este tema que desvelaré en unos días. Estad atentos.



  • Calles: En Japón las calles no tienen nombre. Es un follón. Sólo las grandes avenidas tienen nombre y encontrar cualquier sitio es muy complicado. Las direcciones se establecen por barrio, área, subárea, manzana y bloque. Ni los japoneses se aclaran. Normalmente cuando alguien te invita a su casa te dicen como se va con bastante detalle. Y siempre queda preguntar al policía del barrio. De todas formas el GPS está haciendo maravillas.
  • Fumar: Antes dije que no había colillas en la calle. Y es porque no se puede fumar en la calle, sólo en sitios concretos en que hay ceniceros o incluso extractores de humo, como en Shibuya. Pero lo curioso es que en casi todos los restaurantes se puede fumar, e incluso en los recreativos. Tienen un concepto de lo que es espacio público y privado distinto que en occidente. El restaurante es como si fuera tu casa, así que puedes fumar. La calle no. Curioso. Y el precio del tabaco es muy parecido al de España, es decir, barato a los ojos de un europeo medio.
  • Inglés: O la gente no habla inglés (pero nada de nada) o son muy vergonzosos y no se atreven a hablarlo. Aún así no hay problemas de comunicación a la hora de pagar algo (el precio se indica en occidental).
  • Gente: La gente es muy amable. Si te ven despistado rápidamente se acercan y se hacen entender para guiarte a tu destino. A pesar de no hablar ni papa de inglés. Luego, por lo que nos han dicho, a pesar de este excelente trato, es muy difícil para un occidental establecer un vínculo de amistad con un japonés.
  • Trabajo: Hay muchísimo trabajo "basura" en Japón. Por ejemplo, dos dependientes para cobrar a un persona en una tienda, tres personas para servirte un helado en un puesto, dos personas para dirigir en tráfico en un paso de cebra con semáforo (y no hacían falta para nada), dos personas para dirigir la entrada en un garaje y parar a los peatones pidiendo perdón todo el rato con grandes reverencias... yo creo que tiene algo que ver la crisis económica que ha sufrido Japón y que han apelado al espiritu nacional y al endeudamiento público para generar empleo (Japón tiene una deuda del 160% del PIB, la más grande del mundo desarrollado).
Y estas son todas las cosas que me han impactado del país nipón. Si alguien tiene alguna duda que la deje en los comentarios.

Previamente:
Viaje a Japón (I): El viaje en sí

Tags Technorati: ,

4 comentarios:

naani dijo...

¿qué sentiste usando ese famoso "chorillo"? .... vete acostumbrando :P

Alex dijo...

El famososo "chorrillo" al principio es desconcertante, pero luego se acostumbra uno...

cactux dijo...

¡¡¡Quiero más fotos del vagón de lesbianas!! (yo creía que sería un rosita más en plan nenaza...) XD

Myuu dijo...

Hola, Me gustaría saber dónde hay Puri Kura en Madrid. Acabo de venir de viaje, y estoy más que enterada de los de japón, pero no sabía que había en madrid. A ser posible ¿hay alguno cerca del desvío de hortaleza? Por favor, envíame la respuesta a Myuu-Chuu.Bunny@hotmail.com