viernes, octubre 28, 2005

Yo también quiero pagar menos por el carburante

Me parece muy bien que los transportistas primero, luego los pescadores y ahora los agricultores quieran pagar menos impuestos por los carburantes, ya que "les lesionan su economía". Pero es que a mi también me lesionan mi economía los altos precios del carburante. Y al final, denscontándoles impuestos a ellos tendremos o bien que pagar más impuestos nosotros o bien tener menos calidad de los servicios públicos porque no hay dinero. Al final siempre pagamos los mismos.

Si el sector servicios hiciera una huelga hasta que bajaran los precios del carburante sí que se pararía el país, y no sólo tendríamos unas simples molestias.


Tags Technorati: , ,

2 comentarios:

Carles dijo...

Tienes razón,si se reducen los impuestos a estos tres colectivos, se van a tener que aumentar los impuestos de los demás. El dinero siempre ha sido un bien escaso dificil de distribuir equitativamente en este mundo.
Pero, me da la sensación que has hecho poco esfuerzo en situarte en la posición de las personas que trabajan en estas areas.
El sector servicios y el resto de la población(hay excepciones), el uso y necesidad de los carburantes, es básicamente para ir y volver del trabajo, y para sus viajes de ocio los fines de semana. Y en muchos casos, asímismo, pueden tener la opción de utilizar los transportes públicos, aunque no sean lo eficientes que querriamos, y no siempre lleguen a nuestro portal de casa, muchas veces con algún inconveniente los podriamos usar.
La situación no es la misma para un pescador,agricultor o transportista.
- Llenar un depósito de un coche,al lado de llenar un deposito de un tractor, camión o barco, es como llenar un vaso y un garrafón 50 l. ó 500 l. ó más, a la semana.

- Los tres no pueden sustituir sus vehículos por transportes públicos.

- Para los tres, el coste del carburante ocupa un lugar importantísimo en los costes totales de los productos que venden y con el que se ganan sus vidas.

-Los tres sectores estan sometidos a una fuerte competencia global,pescado, frutas de Sudamérica, Sudáfrica, Marruecos,... con costes laborales infimos al lado de los bajos sueldos que se pagan aquí.Y si te fijas en las autopistas por las que entran los camiones de Europa, verás cada vez más matrículas de Polonia, Hungria, Rumania,... ahí también gozan con salarios que son un decima parte de lo que se paga aquí.

La huelga no es la solución, pero tampoco podemos dejar de escucharles e intentar entre todos de resolver el problema, que se nos presenta a todos, pero primero a ellos. Por buscar un simil, ellos son la carne de cañon, de la batalla contra un mundo sin petroleo para todos.
No se donde vives, pero yo veo que cada vez a mi alrededor hay menos gente que trabaja en estos sectores, todos queremos un buen despacho, una buena calefación o aire acondicionado, y que al final de mes no nos falte el sueldo. No me extrañaria que dentro de 10 ó 15 años, si no cambia mucho el mundo, tengamos tu y yo que ir a recoger las lechugas, o hacerlas traer de la China, siempre y cuando no haya huelga en la China. No empujemos a los pocos que quedan, por la borda, todos vamos en el mismo barco.

Alex dijo...

Muchas gracias por tu aportación Carles, es muy interesante. Quizá tengas razón en que esos sectores están más afectados por el precio de los carburantes que el sector servicios. Pero también es cierto que parece que siempre que hay subenciones o bajadas de impuestos son para dichos sectores... parece que siempre pagamos los mismos, que nunca pueden intentar compensar esas subidas reduciendo costes de otras formas, modernizando sus flotas, informatizando sus sectores, concentrar las empresas o que sé yo. A lo mejor me equivoco completamente y los costes de combustible son altísimos, pero después de ver las huelgas sucesivas escribí el artículo en un estado de cabreo moderado, sin reflexionar mucho.