miércoles, noviembre 23, 2005

Ejercicio físico y rentabilidad

Siempre me han resultado interesantes los cálculos económicos sencillos para ver la rentabilidad de las cosas. Por ejemplo, hay gente que dice que la energía nuclear, a pesar de sus riesgos, es la más rentable, ya que la materia prima es barata y se produce muchísma electricidad (con menos de 10 centrales nucleares se produce más del 20 % de la energía consumida en España). Pero si vamos un poco más allá y miramos el coste de la seguridad extra y el coste de tener un sitio con los residuos controlados durante 2000 años (con sus empleados y sus sueldos) quizá no sea una idea muy rentable. Para que me odien también los ecologistas diré que también leí alguna vez que la energía consumida en crear una célula solar es superior a la que es capaz de extraer en su vida media.

Pues bien, he encontrado un cálculo muy curioso. Por supuesto es muy superficial, como casi todos estos cálculos que se hacen rápido y sin tener en cuenta efectos secundarios, pero tiene gracia. Se trata sobre la rentabilidad de hacer deporte. Dice así:

Según varios estudios, una hora de ejercicio moderado diaria alarga la vida entre 1,3 y 1,7 años de vida. En los casos en los que el ejercicio es más intenso, podría incluso sumar hasta 3,7 años velitas a nuestra última tarta de cumpleaños. Pero ¿estamos ganando tiempo neto de vida con ello?

Si hacemos una comparación sencilla con una cuenta de resultados de una compañía, el hecho de que existan más ingresos no asegura que el beneficio sea mayor. Igualmente, el hecho de que nuestra vida se alargue 2 años (de media), ¿implica que tenemos más tiempo para disfrutar? Veámoslo:

Suponiendo un ejercicio moderado de una hora al día desde los 20 a los 70 años, habremos pasado más de dos años brutos (contando 24 horas al día) haciendo deporte, y considerando que nuestro tiempo disponible real es mucho menor, una media de 10 horas al día para los más afortunados (calculada restado una media 8 horas al día para dormir y 6 horas de trabajo), entonces habremos pasado más de cinco años de tiempo real de nuestra vida haciendo ejercicio, y dejando de hacer otras cosas.

Si además incluímos los tiempos de desplazamiento (supongamos una media hora por sesión), entonces ya serían 7,5 años de nuestra vida ahogada en el gimnasio. Pero ¿vale la pena?

Como en todo, depende. Lo que es incuestionable es que hacer ejecicio y estar en forma mejora la salud y otorga una calidad de vida mayor. Así que para estar seguro de si te merece la pena seguir haciendo ejercicio responde a la siguiente pregunta ¿7,5 años de mi vida haciendo ejercicio compensan vivir los otros 60 más sano?


Por cierto, los comentarios del blog original también son muy interesantes.

Más info:
El Blog Salmón: ¿Es rentable hacer ejercicio?

Tags Technorati: , ,

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ciertamente, son cálculos curiosos, pero creo que carecen de sentido.
Para mí, importa más la calidad de la vida que la duración de la misma... ¿no crees que sería mejor una vida más corta pero bien vivida y disfrutada que una vida muy larga y, encima, sufrida?

En fin, que cada uno haga lo que considere oportuno, pero he aquí mi reflexión.

Alex dijo...

Sí, creo que una vida corta y saludable es mejor que una larga y llena de problemas. Pero me siguen pareciendo interesantes los cálculos.